Los hombres de Eliot

Han pasado noventa años y estos hombres huecos aún somos algo. No sé bien qué tenemos, quizás tan solo un existencial vacío que se abre paso entre nuestras entrañas, mientras rasga el eco de no saber que es aquello que nos falta. Quizás no sea nada, quizás solo un capitalismo feroz que nos asfixia a poseer todo aquello que no somos, ni podremos tener. Somos los hombres huecos de la moral rota, distorsionada. Somos los hombres que viajen en la clase gris porque nos han exterminado el color. Somos la puta clase media que no recuerda el rojo.

Somos los hombres huecos de Eliot,
pero a los antiguos,
los hemos superado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s