Dique

A veces se detienen las dudas
y el frenazo
te rasga la garganta

Son quizás esas semanas
en las que puedes dormir,
el pecho no se congestiona
y sonríes sin que se te agriete la cara.

Luego llega una ola de gigante
para sumergirlo todo
y hacerte tocar fondo.

Eran las dudas acumuladas 
las que han derribado
el dique.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s