Patética y celeste

A Jaime Gil de Biedma,
por su poema ”Contra Jaime Gil de Biedma”.

Te encuentro postrada en la cama,
inmóvil
como un cadáver.

Tus colores se han desgastado
y tu mirada…
tu mirada ya no existe.

Miras desorientada las paredes
que te rodean ,
te están agobiando,
pero no tienes coraje para salir.

Sientes que los poemas que envolvían tu vida
se han ido
y ya no tienes fuerza
para escribir.

Coges el boli
y todos tus versos son una mierda
-sí, he dicho una mierda-.

Quieres ser como ese
o como aquel
y no llegas,
no,
no llegas.

Te torturan con sus versos
y tú,
con los tuyos.

¿Escribes poemas
o prosa poética?

Ya no lo sabes.

Eres un muerto andando
que ya no germina más rimas.
Lo marchitas todo a tu paso,
a tus cuadernos.

Te torturan los verbos
¿te estará matando la poesía?

Te secas,
te secas.

Sientes una sed enorme
y devoras tus libros
que no te dicen nada,
que no te dicen nada..

Solo escuchas ruido,
un dolor sordo.
Te paralizas,
tienes el mono.

¿Qué quieres?
¿Qué quieres?

Estás acabada,
déjalo,
si,
déjalo.

Eres ridícula con esa pose bohemia
que no te combina nada
con esos poemas tan malos.

Llora,
si,
llora.

No puedes,
eres patética.

Te deshaces como ceniza
y te destruye el alma
tu propio cadáver,
se avergüenza de ti.

Hasta tú,
que decidiste ser yo
para liberarte de ti.

 

 

 

One response to “Patética y celeste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s