Compañero de viaje, maestro.

A Jaime Gil de Biedma.

…Y yo te respondo:
Si,
toda la vida hemos estado aquí,
Jaime.

Nos miramos en silencio,
ebrios.
Tu pones la mano ante tus ojos,
y los cierras.
Estoy segura,
segura,
que ves algo,
mucho mas allá
de este cuadro que formamos.

Abres los párpados
y tu mirada perdida
se pierde
como dices
entre rostros vagos
nadando como en agua pálida.

Salgamos fuera.
Sobre nosotros,
la noche.

Y el silencio…
silencio.

Somos nosotros,
Jaime,
si,
somos nosotros.

Nosotros,
inmensos,
enormes…
y este beso
…igual que un largo túnel.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s