Atentado contra la tristeza:

Voy a mirarte a los ojos y a decirte que quites tus sucias manos de mi corazón. Hace ya mucho tiempo que yo y mi alma estamos cansados de que te introduzcas entre nuestros cielos y vengas a nublarnos de un terrible color gris que grasienta nuestra unión. Eres como una plaga que siempre vuelve para recordar que existe.

No hallarás más pasos en mi que devorar.

Me estoy destrozando tanto
que no serás tu quien me rompa primero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s