Paris Bleu

                                                                                                          Música de Carla Collado.

A Mireia.

Se dilatan mis sentidos
cuando me adentro entre tus átomos
y tu luz en armonía
propaga la calma en tu reinado

Sabes a alegría universal,
hueles a poema sideral.

Somos una nueva cosmogonía
de arte y poesía boreal
Fundamos una genealogía
de artistas más real

En Paris hoy suena tu canción
y la vida contigo es de otro color
el azul de las avenidas
asciende hasta el cielo
pero bajemos al infierno
con Rimbaud.

Haces llover todo París
cuando te marchas
pero has dejado una resaca
de felicidad en mi

Contigo el mundo es azul
y tu color  propaga
de este a oeste tu luz

Sabes a alegría universal,
hueles a poema sideral.

En Paris hoy suena tu canción
y la vida contigo es de otro color
el azul de las avenidas
asciende hasta el cielo
pero bajemos al infierno
con Rimbaud.

 

 

 

33

A medio camino de la vida
se encuentra un digresivo retroceso
de todos los orígenes del hombre.

Un limbo bañado en tedio,
repleto de deseo vacío,
arranca todos sus valores

y los rompe.

En medio del camino de la vida
hay un punto estático que hace
a todos los hombres semejantes.

Todos sollozan
con una soledad horrorosa
por palpar un vacío
en su origen y destino

Porque solo hay un camino,
ante tanta metáfora gastada,
llenar toda esta nada
prostituyendo el bolsillo.

Entre el origen y el cierre,
solo hay un sendero

el matadero.

 

 

 

Infrapoetas

                                              A lxs poetxs de los 4 versos
en una foto estética.

La soledad del número primo
de tu verbo
es también recuerdo
cuando verso entre delirios.

Soy el Metapoema,
arranco entrañas con enemas,
escatológico como un niño.

Y rimo sin sentido:
pues en lo posmoderno todo vale
y todo es circo.

Así que a la mierda los poetas
los antiguos
y los vivos.

Letrados resentidos
os han metido
Simbolismo erecto
por el recto
y vuestro verso se ha caído.

Y así enmudecen,
se agitan y erosionan
devorados por el soma
que despedaza su persona.

Y así se ahogan
entre naufragios de litronas
desbordándose en su boca.

Así que a la mierda los poetas
los antiguos
y los vivos.

Yo soy su gonorrea
me inyecto en su norma
y la conquisto.

Y se pudren en su verborrea
escribiendo
resentidos
genocidios.